Saltar al contenido
Home » Blog » Manejo brotes de herpes

Manejo brotes de herpes

Tratmientos brotes herpes

¿Qué es?

El herpes es una infección causada por un virus herpes simple (VHS). El herpes bucal provoca llagas alrededor de la boca o en el rostro. El herpes genital es una ETS que puede afectar los genitales, las nalgas o el área del ano.

Existen dos tipos:

  • VHS Tipo 1 frecuentemente causa llagas labiales. También puede causar herpes genital.
  • VHS Tipo 2 frecuentemente es el que causa el herpes genital, pero también puede afectar la boca.

No son eliminados del organismo con facilidad una vez que la infección ha sido controlada. Es decir, tienden a permanecer ocultos en las ramificaciones de un nervio, en un estado de “adormecimiento”. Esto se denomina el acantonamiento del virus y así permanece hasta que encuentran una situación propicia para volver a desarrollar la infección.

¿Causas los brotes de herpes?

Las principales causas por las que aparece un nuevo brote de herpes son:

  • Bajada de defensas. Ocurre por: tratamientos farmacológicos (inmunosupresores, corticoides y antibióticos), mala alimentación, temperaturas extremas (altas o bajas, fiebre incluida).
  • Estrés físico (después de hacer ejercicios muy intensos) o mental y cansancio
  • Exposición intensa a la luz solar

¿Qué síntomas produce?

El herpes se manifiesta en forma de una erupción de vesículas dolorosas que evolucionan a costras, asociándose a manifestaciones de otra índole como fiebre malestar general, cansancio y un dolor neuropático (sordo, a veces eléctrico, y muy desasosegante).

La sintomatología inicial se basa en:

  • Sensación de picor o dolor en un territorio cutáneo.
  • Sensación de quemazón.
  • Vesículas.

La evolución de la infección se produce a lo largo de cinco a siete días, aunque las costras pueden permanecer hasta dos semanas.

¿Con que fármacos se trata?

El tratamiento más habitual del VHS bucal es mediante el uso tópico de antivirales, concretamente con cremas de aciclovir, penciclovir o docosanol. Los tres formatos se comercializan de forma libre. No existe evidencia de que sumar corticoides (hidrocortisona) sea más efectivo que el aciclovir solo. El tratamiento oral solo se suele utilizar cuando hay una gran recurrencia e intensidad

En el tratamiento del VHS genital la terapia farmacológica suele ser con antivirales orales con receta médica. Los antivirales que suelen recetarse son:  Aciclovir, Famciclovir y Valaciclovir.

La finalidad de estos tratamientos es la siguiente:

  • Ayudar a que las llagas cicatricen durante el primer brote.
  • Reducir la frecuencia de los brotes recurrentes.
  • Disminuir la gravedad y la duración de los síntomas en brotes recurrentes.
  • Reducir la posibilidad de trasmitir el virus del herpes a la pareja.

¿Hay suplementos que ayuden a evitar nuevos brotes?

Existen estudios sobre distintos tipos de suplementos que pueden ayudar a curar los brotes de VHS e incluso a evitar nuevos brotes. Pueden tomarse solos o en combinación con los antivirales. Los que han tenido mejores resultados en los estudios son 3: Probióticos, Zinc y L-Lisina.

Lo ideal es tomarlos cuando empiecen anotarse los síntomas del brote o como prevención cuando notemos que estemos bajos de defensas, en situaciones de estrés, cansancio o bajo tratamientos inmunosupresores, corticoides o antibióticos.

Probioticos

Se evaluó la actividad de los probióticos de genero Lactobacillus en la infección por VHS en relación con su eficacia para aliviar los síntomas del herpes.

La cepa probiótica logró aliviar las lesiones cutáneas herpéticas, al aumentar las respuestas inmunitarias (la producción de IFN-γ, o interferón gamma y la actividad de las células NK) a través de la inmunidad intestinal.

Así los probióticos pueden ser una ayuda oral versátil para activar la respuesta inmune contra el virus del herpes ayudando a la curación de brote o evitando nuevas brotes.

Zinc

El uso terapéutico de zinc para infecciones por VHS se basa en sus mecanismos antivirales.

El zinc actúa como un antiviral directo, así como un estimulante de la inmunidad antiviral y la liberación de interferón. También mejora las barreras de la membrana mucosa, la función de los leucocitos y la expresión de citocinas.

Varios estudios han demostrado que los complementos de zinc, incrementan la resistencia a las infecciones, incluso cuando la nutrición de zinc es normal.

Lisina

La L-lisina se parece químicamente a la arginina, la cual es vital para la estructura del Herpes Simplex. Al suplementar con lisina, el virus usa ésta en vez de arginina, lo cual frena su replicación y reduce los síntomas infecciosos. También reduce la frecuencia de los ataques de herpes oral y ayuda en los ataques agudos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *